lunes, 9 de febrero de 2009

Té Verde

Caí por casualidad a este cuento de Joseph Thomas Sheridan Le Fanu, estaba buscando un poco más de información sobre las propiedades que se le atribuyen al té verde -principalmente la pérdida de peso-, esto porque en una platica decían que con sólo tomar té verde por la mañana y sin hacer nada empezarían a desaparecer mágicamenta las pinches lonjas, lo peor es tratar de hacerles entender que eso es físicamente imposible - me encabrona que la gente es huevona espera milagros en lugar de ponerse a hacer ejercicio-, lo bueno fue que gracias a esto leí el cuento y me encantó, tiene otro cuento llamado Carmilla que dicen fue en el que se baso Bram Stoker para escribir Drácula - no pendejadas como crépusculo, luna nueva etc..- a penas lo empezaré a leer, despúes pondré mis comentarios.


"Le dije —agregó— que antes de esto la bestia se había mostrado en ciertos sentidos agresiva. Me explicaré un poco más. Parecía guiarla una furia intensa y creciente en cuanto decía yo mis oraciones o, incluso, pensaba decirlas. Por fin se volvió aquello una interrupción espantosa. Se preguntará cómo podía hacer eso un fantasma silencioso e inmaterial. Así: cuando me proponía rezar, lo encontraba frente a mí, cada vez más cerca.
"Solía saltar sobre una mesa, el respaldo de una silla, el tablero de la chimenea; allí comenzaba a balancearse lentamente de un lado a otro, mirándome todo el tiempo. Hay en su movimiento un poder indefinible que disipa todo pensamiento, que ata la atención a ese ir y venir monótono, hasta que las ideas, por así decirlo, se encogen y terminan por no ser nada. Y a menos de sacudirme y eliminar esa catalepsia, siento como si estuviera a punto de perder la mente. Hay otros modos en que lo hace —y suspiró profundamente—. Por ejemplo, mientras rezo con los ojos cerrados, se acerca cada vez más y lo veo. Sé que no puede explicarse esto desde un punto de vista físico, pero en verdad lo veo, aunque tenga cerrados los párpados; hace que mi mente gire, por expresarlo de algún modo, y me domina y me siento obligado a no estar de hinojos. Si hubiera usted conocido esto, en verdad conocería la desesperación."

Download

5 comentarios:

Vidita dijo...

Coincido con usted :P pinches lonjas hijas de su basilisca progenitora!

Yo tambien luchaba contra ellas y sí soy adicta al té verde pero no por sus propiedades -si es que en verdad las tiene- sino por que su sabor algo amargo me agrada mucho y más si esta helado.

Y el texto que compartes bueno lo empezaré a leer.

P.D. Si requieres algo que SI BAJE LAS LONJAS, a parte del ejercicio claro, adquiere TRIPTOFANO, investigalo y veras lo mucho que ayuda a bajar de peso, no crea adicción y metabolizas las grasas de una manera sorprendente. ESté medicamento yo lo tomo desde hace 3 meses y logre quemar 6 kilos de grasa pura.

Muchos besotes Isra

Motorbreath dijo...

Pues lo tendremos que probar porque a esta edad ya no estan facíl ni con ejercicio.

Motorbreath dijo...

ahhh pero este funciona evitando la ansiedad de comer, pero a ver que pasa lo venden en farmacias o en donde venden vitaminas deportivas

Geraldine dijo...

hay que cerrar la boca...ese es el secreto...

Vidita dijo...

En donde las vitaminas deportivas Isra. Por aca en Toluca hay una tienda de medicina ternativa frente al Omnilife y el Herbalife. Pregunta en GNC, es probable que la vendan o en los establecimientos arriba mencionados.

HArto bechote.
P.D: Y no es la edad carnal, es la puritita flojera que en lo personal me da subirme a la bici como antaño hacía.